Gestograma online

Datos del gestograma

Danos tu opinión

En gestograma es una herramienta obstétrica utilizada por ginecólogos y especialistas para calcular la fecha probable de parto durante el embarazo. Se selecciona el día de comienzo de la última menstruación de la madre y, a partir de esa fecha, se realizan todos los cálculos. Inicialmente el gestograma se utilizaba únicamente para calcular la fecha estimada de parto, pero dado el uso casi constante de esta herramienta en las consultas ginecológicas, se aprovechó para incluir algunos otros parámetros, relativos a la edad gestacional del bebé, que podrían resultar útiles durante las consultas. Así pues, un gestograma suele incluir la siguiente información:

  • Fecha estimada del parto. A partir del tiempo gestación medio de la mujer puede calcularse mediante la fecha de inicio de la última menstruación.
  • Semana de gestación. Calcular el momento exacto de la concepción es muy complicado y puede haber varios días de error. Teniendo en cuenta que los bebés crecen por horas, y que cada uno lo hará a su ritmo, conviene establecer unos periodos comunes para ir controlando la correcta evolución del embarazo hasta el día del parto. Es por eso que el embarazo se mide por semanas.
  • Peso. Estimación promedia del peso del feto de acuerdo con su edad gestacional. Suele venir expresado en gramos.
  • Talla. Longitud promedia desde la coronilla hasta los talones del feto. Suele venir expresado en centímetros.
  • Diámetro biparietal. Distancia entre ambos huesos parietales (situados a los lados del cráneo) del feto. Suele venir expresado en milímetros.
  • Longitud del fémur. Suele expresarse en milímetros.

Actualmente, podemos decir que resulta relativamente sencillo obtener, a partir de una ecografía rutinaria, una relación de datos bastante grande acerca de la evolución del bebé. Contrastando esta información con los datos que aparecen en el gestograma para la edad gestacional correspondiente, podemos determinar si el embarazo se está llevando a cabo con normalidad o, por el contrario, existe algún tipo de complicación que deba conllevar un mayor seguimiento de los especialistas.

Por poner un ejemplo, una discordancia progresiva entre la longitud del fémur y el diámetro biparietal podría revelar una posible enfermedad congénita como la acondroplasia, que es una causa común de enanismo.

El gestograma en la consulta

Gestograma onlineDurante todo el embarazo notarás que cada visita al ginecólogo conlleva siempre un vistazo al gestograma por parte el especialista o la enfermera. Naturalmente, no es siempre para consultar el desarrollo del feto según la semana de embarazo en la que te encuentres porque no se hacen ecografías nuevas en cada consulta. La principal utilidad que tiene el gestograma es, ni más ni menos, que poder planificar las consultas a las que tendrás que acudir. Así por ejemplo, hay una serie de ecografías que tienen que hacerse a partir de una semana concreta de embarazo, y no tendría sentido hacerlas antes.

Es normal que el médico no recuerde tu fecha de parto estimada ni sepa en qué semana de gestación te encuentras, sin embargo, si tiene anotada la fecha de inicio de tu última menstruación, o te pide que se la recuerdes, puede calcularlo rápidamente. Y para eso, la ayuda del gestograma es vital.

¿Alguna vez te has preguntado cómo puede un ginecólogo asegurarte la fecha del parto cuando ni siquiera tú recuerdas la fecha de tu última menstruación?

Una de las formas de calcularlo es gracias al gestograma. Mediante una ecografía podemos ver al bebé y hacer algunas mediciones que, posteriormente compararemos con los valores promedios del bebé en el gestograma. Puede parecer complicado, pero vamos a poner un pequeño ejemplo para explicarlo mejor:

Supongamos que llevo algunas semanas de retraso, no recuerdo la última vez que tuve la regla y, como es natural, no tengo ni idea de cuando tenía que haberme venido. Así que tengo un retraso pero no sé de cuanto tiempo. Puedo hacerme la despistada y averiguar si era causa del estrés durante un par de semanas más, pero sigue sin haber rastro de la regla. Me hago una prueba de embarazo que da positivo, la repito (por si acaso) y, finalmente, concierto una cita con el especialista para dentro de unos cuantos días más. En definitiva, si antes no sabía de cuanto era el retraso, ahora es mucho peor.

Tras la ecografía, el ginecologo dice que la longitud del fémur (LF) es de 15mm y el diámetrro biparietal (DBP) es de 24mm. Si vamos girando la rueda del gestograma, podemos ver como van cambiando estos valores en la tabla de datos. Marcamos la semana que más se aproxima a estos datos y por fin, puedo saber seguro que estoy embarazada de 14 semanas.

¡¡¿14 semanas de embarazo?!! ¿Y nadie me avisó antes?

Como ves, resulta más sencillo de lo que parecía. Espero que a ti también te lo haya parecido y, recuerda que es aconsejable visitar al ginecólogo tan pronto como sea posible.